Contacto
Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Seguridad

Tratamiento de máscaras de protección respiratoria: tratamiento mecánico contra tratamiento manual

A veces hay que trabajar con las manos, pero no a la hora de limpiar las máscaras de protección respiratoria y los reguladores. Con el TopClean M de MEIKO es más rápido, rentable y, sobre todo, higiénico.

Cuando los bomberos hacen una salida, no solo deben poder fiarse completamente de sus compañeros, sino también del equipo. El diccionario sobre protección respiratoria ha introducido el término Cadena de seguridad:

La cadena de seguridad reúne todas las medidas, métodos, tácticas, equipos y dispositivos, que hacen seguro el uso de una protección respiratoria y que permiten en un caso extremo salvar de forma segura al usuario del equipo de protección respiratoria (UEPR) mediante un rescate de emergencia con protección respiratoria (REPR).

Para ello, la cadena de seguridad abarca toda la filosofía de seguridad en la protección respiratoria durante la preparación de la intervención, la ejecución y el seguimiento. La interrupción de esta cadena de seguridad puede provocar una situación con peligro de muerte para el usuario del equipo de protección respiratoria.

Ventaja del TopClean M: procesos válidos y seguros

El seguimiento arriba mencionado incluye el tratamiento del equipo de protección respiratoria. Y al igual que determinadas situaciones de peligro requieren determinados procesos para combatirlas, los procesos validados son una gran ayuda a la hora de tratar los equipos de protección individual (EPI).

Con el tratamiento manual, éstos no se pueden garantizar. Este método, al igual que cualquier método manual, oculta fuentes de errores: una dosificación errónea de los productos químicos utilizados, una humectación insuficiente de los productos, un tiempo de actuación demasiado breve o demasiado largo, por ejemplo, cuando se debe hacer una salida en medio de un proceso de tratamiento manual.

Esto es lo que pasó en el cuerpo de bomberos de la ciudad de Lahr. El resultado: las máscaras de protección respiratoria estuvieron en el baño de limpieza mucho más tiempo del que hubiera sido deseable. El plastificante se separó de la goma, dejando en la cara de los usuarios de la protección respiratoria un borde negro en la siguiente intervención.

El profesor Dr. Walter Popp, director de la higiene hospitalaria de la clínica universitaria de Essen, certifica en un informe tras intensos ensayos, que «el TopClean M presenta una buena potencia de limpieza y desinfección. (...) En general, se debe dar preferencia al tratamiento mecánico de las máscaras de protección respiratoria antes que al manual.»

>> ir al informe sobre higiene (en inglés y alemán)

  • Al contrario que con el tratamiento manual, esto no puede suceder con el TopClean M: aquí se especifican todos los parámetros (tiempo, productos químicos, mecánica, temperatura) del proceso de tratamiento y se ejecutan de forma fiable.
  • El bloqueo de la puerta integrado garantiza que no se puedan interrumpir los procesos tras accionar el botón de inicio.
  • Gracias a una detección de vacío integrada, no hay ningún ciclo de limpieza sin que haya suficientes productos químicos.

«Por supuesto, nuestro método manual también era antes fiable. El TopClean M y, con ello, la limpieza mecánica no son solo fiables sino que además consiguen una mayor seguridad del proceso.»

Thomas Happersberger, comandante del cuerpo de bomberos de la ciudad de Lahr

Ventaja del TopClean M: seguridad del usuario

Si el tratamiento manual se efectúa bajo condiciones inadecuadas, puede provocar otras desventajas para el usuario: se aspiran vapores de limpieza, los productos químicos irritan la piel y la contaminación en el EPI puede dañar, bajo determinadas circunstancias, a aquellos que en realidad la deben eliminar.

El tratamiento mecánico, por el contrario, se efectúa en un sistema cerrado, es decir, directamente en el TopClean M. Esto significa sobre todo una cosa: más seguridad para el usuario, ya que no tiene contacto directo con los productos químicos de limpieza.

Ventaja del TopClean M: un sistema homologado

En un artículo de la revista «Der Sicherheitsbrief» se describe cómo una válvula de aspiración adherida en la máscara de protección respiratoria impidió el suministro de aire al bombero durante una intervención. El hombre se arrancó la máscara de protección respiratoria de la cara en medio de la intervención, respiró aire del entorno y tuvo que ir al hospital.

La investigación de los procesos de por aquel entonces por parte de la caja de seguros contra accidentes arrojó el siguiente resultado: las máscaras de protección respiratoria fueron lavadas sin ser desmontadas en una lavadora de tambor especial, con un detergente no recomendado por el fabricante de las máscaras y después controladas. Al final, claramente no se pudo constatar si se habían controlado todas las válvulas.

Por lo tanto: se había utilizado un método no homologado. A parte del bombero herido, también un técnico en equipos de protección respiratoria tuvo en este punto problemas.

El tratamiento mecánico en el TopClean M significa también más seguridad para el mismo técnico en equipos de protección respiratoria, ya que el proceso de desinfección y limpieza que allí se ejecuta ha sido homologado por los fabricantes líderes de máscaras.

Ventaja del TopClean M: ahorro de tiempo

Otra desventaja de la desinfección manual: requiere valiosas capacidades de los técnicos en equipos de protección respiratoria, precisamente cuando de lo que se trata es de eliminar por completo los productos químicos aplicados.

Si para ello se necesita un promedio de 4,5 horas para 4 máscaras de protección respiratoria para todo el proceso, el tiempo de tratamiento en el TopClean se reduce en un 60 %. Lo único que se debe hacer: desmontar las máscaras de protección respiratoria, introducirlas en las cestas y, al final, volverlas a montar y controlarlas. Del resto se encarga el TopClean M con unas duraciones del programa de 6 hasta 10 minutos. Al mismo tiempo se pueden lavar y desinfectar hasta 4 máscaras de protección respiratoria en un periodo de tiempo muy corto. O 8 reguladores. O 4 máscaras de protección respiratoria y 4 reguladores.

El resultado

Olaf Fernys, responsable junto con un compañero de la limpieza de 892 máscaras de protección respiratoria y 661 reguladores en el Centro Técnico de Bomberos de Leipzig, resume todos estos argumentos sencillamente:

«Más importante que el ahorro de tiempo
es el plus en seguridad e higiene
gracias al TopClean M de MEIKO»