Contacto
Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Tratamiento mecánico contra tratamiento manual

En cuñas

Cuantos más pasos de trabajo se realicen a mano, mucho mayor será: el riesgo de una contaminación con gérmenes. Desde el transporte, pasando por el vaciado de la cuña, hasta el almacenamiento, todo apunta al tratamiento mecánico de las máquinas de limpieza y desinfección durante toda la cadena de tratamiento. Léalo usted mismo.

En los cuartos sépticos de los hospitales y de las residencias de ancianos de este mundo ya no se puede prescindir de ellas: las máquinas de limpieza y desinfección.La Comisión para la higiene hospitalaria y la prevención de infecciones (KRINKO) del Instituto alemán Robert Koch (RKI) ofrece una respuesta muy clara sobre si representan un «lujo» o son una necesidad:

«Para el tratamiento de utensilios sanitarios se deberán preferir las máquinas de limpieza y desinfección en vez del tratamiento manual, sobre todo por razones de seguridad del procedimiento (método validado y controlado periódicamente), de simplificación del trabajo y de protección del personal.»

En la ciudad canadiense de Quebec, la «Agence d´évaluation des technologies et des modes d´intervention en santé» (AETMIS) ha constatado lo siguiente en un análisis comparativo sobre los diferentes tratamientos de cuñas:

«Se debe prohibir el tratamiento manual de cuñas, ya que oculta un elevado riesgo de infección: el personal de enfermería no debería vaciar las cuñas llenas en los módulos de fregadero o los lavabos y tampoco utilizar ninguna ducha para el enjuagado.»

La clasificación Spaulding: 
La clasificación elaborada en los años 60 en dispositivos médicos críticos, semicríticos y no críticos según Earle H. Spaulding considera que las cuñas son un dispositivo médico no crítico. Pero como, sin embargo, existe la posibilidad que entre en contacto con piel dañada o con las mucosas, las cuñas también se pueden clasificar como semicríticas. Al mismo tiempo, la lista Spaulding prevé que tras la limpieza se debería efectuar una desinfección y, mucho mejor, una esterilización.

 

Riesgos de contaminación – en comparación directa

El riesgo de una contaminación existe a lo largo de toda la cadena de tratamiento: desde el transporte, pasando por el vaciado de la cuña, hasta el almacenamiento. Cuantos más pasos se efectúen manualmente, mayor será el riesgo.

Riesgos: contaminación de las manos del personal por salpicaduras y gotitas (aerosoles) y contaminación ambiental en el área de lavado debido a las gotitas (módulo de fregadero, paredes, suelo)

Seguro: mayor seguridad gracias al mínimo o nulo contacto con los utensilios sanitarios contaminados

Christine Lobè, quien realizó el arriba mencionado análisis sobre el diferente tratamiento de cuñas en el 2009, resumió además lo siguiente en el resumen de su evaluación de la literatura especializada:

«Existe el peligro de salpicaduras si las cuñas se vacían manualmente, antes de que hayan sido introducidas en una máquina de limpieza y desinfección. Las gotitas contaminadas representan un riesgo de infección para el personal y el entorno laboral.»

¡No así con una máquina de limpieza y desinfección de MEIKO! Aquí, el contenido se vacía automáticamente y de forma higiénicamente segura en el aparato al cerrar la puerta del mismo. Muy importante, ya que las secreciones humanas contienen una elevada carga de material infeccioso, que exige la máxima atención y seguridad durante su eliminación.

«Aunque las cuñas ya no se tienen que vaciar a mano en las máquinas más nuevas, el personal todavía continúa estando expuesto a una contaminación, si las secreciones se derraman en los pasillos durante el transporte de la cuña (desde las habitaciones de los pacientes a los cuartos sépticos sucios). El mismo riesgo existe si se usan maceradores.»​​​​​​​

MEIKO puede incluso reducir este riesgo con máquinas de limpieza y desinfección especiales para salas de aislamiento y unidades de cuidados intensivos. Directamente en las habitaciones de los pacientes, instaladas sobre los lavabos, previenen la propagación de gérmenes.

Ventajas del tratamiento mecánico de un solo vistazo

Un proceso mecánico de desinfección y limpieza tiene la ventaja de que la desinfección se efectúa en un sistema cerrado, pulsando un botón, mediante un proceso térmico con un valor A0 ajustable (60 hasta 3 000) y breves tiempos del proceso.

Los riesgos de contaminación se minimizan lo máximo posible, ya que el vaciado, la limpieza, la desinfección y el secado se ejecutan de forma completamente automática.

Las máquinas de limpieza y desinfección de MEIKO garantizan un elevado estándar higiénico gracias a, entre otras, estas características:

  • La apertura de la puerta con control de infrarrojos automático o interruptor de pie impide la contaminación de la mano
  • Montaje en la pared de la habitación del paciente o en el cuarto de aseo para trayectos cortos, que reducen las transmisiones de patógenos
  • Las teclas grandes, los símbolos unívocos y las indicaciones claras minimizan los errores de los usuarios

La consecuencia:

  • Una mayor seguridad durante el tratamiento para los pacientes
  • Aumento de la seguridad laboral para el personal

¿Cómo debería ser la gestión higiénica de los utensilios sanitarios en relación con el Clostridium Difficile (entretanto Clostridioides difficile)?
¿Qué ventajas tiene el tratamiento en las máquinas de limpieza y desinfección de MEIKO?
Lea todo sobre este y otros factores en el libro blanco.

>> ¡Descárgueselo ahora aquí!