Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

En el Goldener Engel

La posada Goldener Engel está familiarizada con el lavavajillas de MEIKO

¿Cómo ve Michael Mannel le lavavajillas nuevo? «Cuando veo la nota de hora de mi empleado en la zona de lavado, observo que está trabajando menos». Él empleado es Mamazougou Nadijou. Nació en Togo y ha estado trabajando durante los últimos ocho años en la posada más antigua de Glottertal, el Goldener Engel (Ángel Dorado). Michael Mannel se alegra del hecho de que su empleado esté menos implicado con los platos sucios. «Vive y deja vivir», asegura convencido Michael Mannel.

La efectividad de esta receta se evidencia en la contratación de los empleados, y se coronó con éxito. La receta es relativamente sencilla: tratar bien a la gente y crear buen ambiente en la cocina. Conoce la familiaridad en el lugar de trabajo de su temporada en el «Auberge de l'Ill», donde trabajó con su esposa en la mundialmente famosa familia Haeberlin antes de que ambos asumieran el mando del Goldener Engel en 2006, que proviene de la familia de la esposa de Mannel.

A la carta, el Goldener Engel tiene más de 80 plazas, pudiéndose agregar hasta llegar a las 120 plazas en festivales, y en caso de que el clima lo permita, se puede situar a 60 invitados en el jardín. A eso hay que añadir el negocio del hotel. El Goldener Engel no es conocido solo por los turistas de la Selva Negra. La gente de Glottertal también aprecia la reputada posada para celebrar sus eventos familiares o congregaciones funerarias.

La comida de Michael Mannel es de estilo casera con influencias distintivas francesas y mediterráneas. Aquí el jefe no puede negar sus paradas en el hotel Colombi de Freiburg y en el hotel romántico Bad Hersfeld. El equipamiento de su cocina es tan profesional como el propio Michael Mannel.

Con el nuevo M-iClean de MEIKO, Michael dispone de la última generación de lavavajillas, y está lleno de elogios:

«Gracias a la apertura automática de la capota, no sólo podemos trabajar más rápido, sino que también tenemos un excelente resultado de lavado.»

«La superficie de la vajilla ya no se ve dura y sin vida, sino es suave y brillante. Además, nuestro lavavasos también es un MEIKO M-iClean, algo que nos alivia considerablemente porque nada necesita volver a pulirse», se alegra Mannel.

Aunque los arneses «tiptop» formen parte de las exigencias de Mannel, los factores invisibles a primera vista pesan lo mismo para él: «Trabajamos con una instalación termoeléctrica y también prestamos atención a la sostenibilidad al comprar nuestra materia prima. Me gusta el hecho de que el M-iClean H está equipado con una función que mantiene el vapor al abrir la capota de la máquina, en parte porque ayuda a mantener un buen clima en la cocina.

Las tasas de consumo más bajas son tan importantes como las tuberías de acero inoxidable, que significan longevidad». Pero Mannel no sería Mannel de no ser por la gran importancia para MEIKO de él como cliente:

«La tención es ciertamente de primera. Si tenemos un problema, viene alguien de inmediato.»